Amiga

27 Jun 19
eugeniagallardo

Hace de ese verano que revolotea alrededor de mi cumpleaños y del de mi primogénita. Me ataca a mansalva un atardecer de esos que paralizan, que exigen foto, que advierten que su movimiento es imperceptible pero que pronto apagarán sus luces. Cumplo con documentar ese bacanal de azules y dorados y bermellones. Me hiere el […]

27 Jun 19
Symbols Dissolve

I want to talk a little about the sort of utter troglodytes who insist on regarding and promoting Linux as a serious desktop operating system. This sort of thing is totally alien to those of us who actually enjoy using Windows and Mac OS (and have enjoyed other serious desktop platforms in the past, such […]

27 Jun 19
JORGE PALAVECINO

Todo se remota al día viernes del corriente mes, tras terminar mi jornada laboral en la oficina. Salí junto a mi amigo y compañero Marcos, a tomar unas cervezas al bar “La casa del brujo, fulano de tal”. Rutinariamente siempre consumíamos tres caguamas cada uno, pero como ésta vez era una ocasión especial (el ascenso […]

27 Jun 19
Amadriadi Design

Mensaje del Autor: “Se habla mucho que entre un Gato y un Raton, no puede existir una amistad, me gustaria contarte mi historia y al final? Seras tu, quien sacara sus propias conclusiones!“ EL GATO Y EL RATON Genere:  Cuento Fantastico Autor:  Celia Bailes © Amadriadi Copyright Protection Warning: El Autor Celia Bailes © Amadriadi […]

27 Jun 19
LaPatilla.com
Comenta Milagros, amiga de la familia, que en el gimnasio donde una amiga va semanalmente, al trainner le está pasando algo curioso. –Es que resulta que en su último mes de trabajo le ha bajado la asistencia a su centro. –Sus seguidores por las redes sociales (RRSS) le han estado criticando una de sus últimas imágenes que subió. –Cómo así, le indico. -Pues resulta que el entrenador, prosigue Milagros, quien es una persona con mucho talento y un cuerpo escultural. O sea; músculos por todas partes y hasta para tirar para el techo. Se hizo una selfie con su novia. –Ajá, -le acoto con cierta suspicacia. –Es que la novia del entrenador parece una esquelética andante y eso no gustó a sus seguidores. –Entonces, ahora el trainner está dudando, si bajar la selfie, seguir con su novia… o dejarla, porque no quiere seguir perdiendo seguidores. Esto de los influencer por las RRSS se está convirtiendo en los últimos años en una cuestión de verdadera tendencia, -como se le conoce en estos medios- porque están cambiando, como bien lo indica su nombre, el modo de ser y toma de decisiones en absolutamente todos los temas de la vida diaria. Es que una de las características de estos influencer está relacionado con la cotidianidad o la sociabilidad, como se le conoce en otras latitudes. Lo cotidiano, como forma común de la existencia, está revelando una forma de protagonismo que saca a relucir los anónimos rostros, nombres e intereses de esa humanidad que por siglos, ha sido relevada a un segundo, tercer o ningún puesto en las relaciones humanas. Lo trascendente de esto radica en comprender que los denominados influencer son seres, personas, individuos, que provienen, generalmente, del oscuro hueco del anonimato de la vida y sus entornos. Lo que importa ahora es la banalidad de la vida como espectáculo. Esa trivialidad de la existencia de la cotidianidad que se erige como forma trascendente de lo efímero e intrascendente. Por eso el influencer reina sobre la verosimilitud de esa noticia, comentario o imagen, que posiblemente se transforme en importante y veraz. Porque lo verosímil, -eso semejante o parecido a la verdad- es inherente a la realidad virtual; esa forma de existencia cada día más importante y que se construye como complemento de la realidad-real. Existen influencer para todos los gustos e intereses. Los hay desde aquellos musculosos y de ta-lento, como chicas esculturales, quienes suman y suman seguidores, merced a la práctica de imágenes de traseros, rostros y poses, entre encuadres y registros fotográficos calculados y bien dirigidos. Otros logran seguidores por la serie de escritos que no pasan de tres o cuatro líneas, generalmente con frases preconstruidas, irrelevantes y repetitivas. Los hay un poco más recatados. Son los orientadores de la vida en positivo o aquellos que te retan para que rías, ores y medites las 24 horas de los 365 días del año, incluyendo vacaciones. Cierto. Predicadores de gustos variados, mientras otros les dan por ser absolutamente y para siempre agnósticos y repulsivos anti todo. Nunca faltan los peluditos de 4 patas, así como defensores de las causas minoritarias, tipo sexo diversidad, feminismo, ecologistas y demás especies. Todos buscan influir, tener un espacio cada vez mayor donde su imagen se imponga a como dé lugar. Las razones de este desenfreno de imagen multiplicada al infinito parece ser la retribución de una ganancia, sea monetaria –se conoce como monetización por RRSS- asimilación de imagen para multiplicarla o generar cambios significativos en el receptor. Es el caso de los faranduleros o monstruos del espectáculo. La influencia que ellos tienen sobre la masa es casi hipnótica. Tanto, que los extremos alcanzan a quienes se han sometido a actos quirúrgicos para cambiar de rostro, sexo y colocarse implantes. Hablamos acá (-es mi reflexión) de una hibridación, entre eso tradicional de lo humano en términos mamíferos, y lo post humano. Ese intermedio donde encuentras personas que llegan a los extremos físicos de transformaciones con un pensamiento ancestral. Mientras más te centres en la cotidianidad de la vida y de tu entorno sacas de esas naderías, la visión trascendente de ti que te sirve para proyectarte y encontrar quienes se familiaricen con tu causa y se “enganchen” para ser tus fieles seguidores. Porque la acriticidad es otra característica del influencer y seguidores, en el mundo de las RRSS. Mientras más informal, más natural y más auténtico con tus seguidores, la tendencia parece ser a captar quien te siga. Esta otra característica está derrumbando el acartonamiento de esos protagonistas de antes, tipo novelas de televisión, años ’70-’80-’90, con corbatas ellos, y mucha laca en las cabelleras, las divas antañonas. Dejo como última característica, tanto el avatar como la verdad-preconstruida o fake news (bulo o noticia falsa) usada en medios de comunicación para desinformar. El avatar, como puede observarse y analizarse, va evolucionando en la medida que el usuario se familiariza con su portal o página virtual. Esa evolución se simplifica y adapta a los intereses, relaciones y principalmente, el humor y emociones del usuario. De igual manera, se fija una manera de escritura que se identifica y presenta como único y lo resalta. Lo escritural revela una verdad que, bien si es copiada o generada por él, proyecta ese Otro que busca dibujarse como imagen, como verdad. Es que mientras la realidad virtual va construyendo imagen y lenguaje, el Uno existe merced al Otro que lo acepta por similitud. Por hechos que se cuentan y que siempre van a ser extremos. Bien nimiedades o grandes excentricidades que pueden ser copiadas y hasta experimentadas a través de esa otra realidad que es verdad, mientras yo creo en ella porque es producto de un intercambio humano o posthumano. La realidad que se experimenta en las RRSS debe verse con suma atención. No es un hecho fortuito que sucede como consecuencia de un desarrollo tecnológico común. Llegó para instalarse en la humanidad y como tal, sucede, fluye continuamente y está aportando su propia dinámica. Su verdad, y lo más trascendental: modificando la cotidianidad y el lenguaje. camilodeasis@hotmail.com TW @camilodeasis IG @camilodeasis1
27 Jun 19
Facebook She Means Business: Celebrating Women Entrepreneurs
A profissional de relações públicas Luciana Paulino sempre gostou de viajar e, trabalhando no mercado de turismo, confirmou uma impressão que já tinha: “Nas situações turísticas não via pessoas que pareciam comigo, pessoas negras. Isso me causava incômodo, claro”. Ao comentar com os colegas sua percepção, a explicação que ouvia era que negros não viajam porque são uma parcela da população que tem pouca grana. Mas este argumento não convencia Luciana, afinal há diversas empresas que oferecem pacotes para classes C e D. Foi aí que ela entendeu que isso tem a ver com a relação entre representatividade e turismo – e decidiu encarar esta combinação de temas como seu desafio profissional. A princípio, Luciana pensou que Black Bird prestaria consultoria para marcas, mas após se unir ao sócio Guilherme Dias o negócio foi tomando outra forma e eles perceberam que poderiam produzir conteúdo sobre o tema. Pouco tempo depois, a pedido de uma amiga, os dois montaram um roteiro turístico de São Paulo que precisaria ser diferente, fora do óbvio. “Então desenhamos um roteiro que incluía a história de alguns personagens negros”, conta Luciana. Foi o começo. Hoje a Black Bird, plataforma de viagem e representatividade, faz uma saída por mês aberta ao público na cidade e oferece o serviço para empresas, como saídas institucionais, além de produzir conteúdo e prestar consultoria. Há um ano funcionando dessa forma, Luciana conta que se tem se surpreendido positivamente com o interesse das pessoas. “Além de formar um público negro consumidor de viagens, a gente forma um público branco que também consome e conhece isso. As pessoas acolhem, ficam curiosas, querem saber das histórias”, ela diz. Segundo a empresária, há uma lacuna das histórias negras no mercado de turismo do Brasil e investir nisso tem colaborado para “pessoas negras se conectando com o viajar”. Ainda neste ano, Luciana vai começar um mestrado na University of Southern California, nos Estados Unidos, com o objetivo de desenvolver a empresa. “Acho que esse mestrado veio numa hora muito estratégica tanto pro negócio quanto pelo momento que estamos vivendo no país. Quero que a gente continue existindo e resistindo, contando essas histórias”, ela conta feliz. Para o futuro, a ideia é aumentar a quantidade de pacotes de turismo afroreferenciados, ou seja, que tenham relação com a história de herança africana e negra no nosso país – a plataforma lançou recentemente um pacote para Palmares. Além disso, é um objetivo dos sócios que a Black Bird possa ser um meio de gerar renda para mais pessoas, seja formando parceiros guias com o “selo” da empresa, seja fortalecendo empreendedores de uma rede também afroreferenciada.